Cuando hablamos de marcas no hablamos de logotipos solamente, nos referimos al conjunto de atributos tangibles e intangibles referentes a un servicio o a un producto, que lo hacen identificable y visible en el mercado o dentro de un grupo de competidores; estos atributos pueden ser un nombre, una palabra, un símbolo, un color o cualquier característica que lo haga reconocible, además, al sumarse estos crean un universo, un ADN y una identidad que constituyen las bases para una comunicación contundente, puedes ampliar la información en el artículo: Marcas con personalidad, marcas que se saben comunicar.

Sin embargo, hoy por hoy nos vemos inmersos en un sinnúmero de marcas que nos llenan de información, la cual muchas veces pasa desapercibida y no logra generar valor en nosotros, por eso es importante preguntarse…

¿Tu marca tiene un valor agregado para el cliente?, ¿Eres diferente a tu competencia?; estas son preguntas claves que debes hacerte hoy si tu marca está en el mercado. En otro caso, antes de crearla ten en cuenta los siguientes conceptos y tips para consolidar una marca poderosa y que tenga un verdadero factor diferenciador y aunque tu marca ya exista nunca es tarde para reestructurar algunos aspectos de ella y volver con mayor fuerza.

“La única manera de ganar en el marketing de contenido es hacer que tu lector diga: Esto fue escrito especialmente para mí.”

Jamie Turner

CEO, 60 Second Marketing

Grandes marcas, grandes retos

Piensa en tu concepto como marca

Cuál es la idea general de tu marca, qué es lo que hay detrás de la creación de la misma. Esto se refleja a través del nombre, la historia o el origen, además debe ser atractivo y convincente para que perdure a través del tiempo. El concepto de marca debe ser reforzado mediante el branding, es decir, tu logotipo, tipografía, colores y formas de comunicación, deben ser coherentes entre sí y tener un sentido para que la marca sea generadora de valor.

Grandes marcas, grandes retos

Define tu identidad como marca

¿Quién eres realmente? ¿Qué define tu marca? ¿Cómo te percibe el público?. Es importante conocer tu esencia para encontrar los elementos que el público identificará e interpretará de tu marca cuando tenga cualquier tipo de contacto con ella. ¿Cómo quieres que el público te vea? ¿Eres una marca descomplicada o elegante? ¿Eres una marca adulta o juvenil?, ¿Hablas de manera cercana o con un poco más de experticia?, etc.

Debes tener clara tu identidad para proyectarla de manera sólida y coherente, así el público o los clientes pueden tener imágenes capaces de crear conexiones emocionales de tu marca e instalarlas en su mente. Una manera de lograrlo es pensar tu marca como una persona, darle atributos de un ser humano, determinar una personalidad y unos principios identificables en la marca, reflejando valores, gustos, tono de comunicación, pensamiento y posición frente a la vida.

Esta identidad es la que permitirá posicionarse en el futuro, qué estrategias o campañas llevarás a cabo y cuales son las fortalezas que deseas dar a conocer, ya que tendrás un conocimiento profundo sobre qué tipo de acciones tomar para llegar a determinados objetivos de ventas, visibilidad, reconocimiento, entre otros.

Comunica la diferencia

Mostrar tus beneficios y características únicas reales al público constantemente harán que te identifiquen y te prefieran sobre la competencia. Comienza por definir tu público objetivo, para así llegar a él de la manera más apropiada (Cuáles son los canales y forma de comunicación más efectiva), y genera experiencias de valor para crear relaciones de confianza con ellos y que a su vez éstas se mantengan en el tiempo.

Acerca de Laura Díez

Diseñadora gráfica senior en Tuidi, apasionada por la ilustración, las marcas y todo el universo conceptual que las rodea.